Buenos Aires, jueves 10 de enero de 2019

A los miembros de la comunidad educativa del Colegio Nacional de Buenos Aires

Esta misiva está dedicada a agradecerle todo el trabajo que lleva adelante la Asociación Cooperadora ¨Amadeo Jacques¨.
Esta institución, no solo colabora permanentemente con el Colegio,sino que es una pieza fundamental para su funcionamiento y crecimiento.

Durante los últimos 8 años ha llevado adelante obras de gran valor, entre las cuales voy a resaltar la puesta a nuevo del SUM (en el
tercer piso), de las siete baterías de baños de los estudiantes y del Microcine; todo ello con fondos propios a partir de los aportes
generosos de las familias y que más generosamente administra -con muchas horas de trabajo- la comisión directiva.

Pero también contribuyen con otros aspectos que son de suma importancia para el mejor desarrollo de las clases; libros, materiales deportivos, elementos didácticos para todos los gabinetes y
laboratorios, restauraciones de elementos históricos, puesta en valor de muebles y suministro de tecnología como la colocación de un TV LED en cada aula o la instalación de pantallas táctiles y cañones en las aulas del SUM entre otros.

También invierten en becas de ayuda económica para las y los estudiantes que lo necesitan y sostienen parte de los viáticos de varias actividades como las olimpíadas o los viajes de intercambio.

En los últimos años iniciaron una obra enorme, en un principio con sus recursos restaurando los claustros Central, Moreno y Alsina de planta baja y posteriormente en conjunto con el Colegio -sobre la base de la financiación que otorga el Mecenazgo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- para continuar con la recuperación del claustro Bolívar, las escaleras y la Sala de Profesores de la planta baja. Actualmente se encuentra en curso la limpieza de los claustros del Primer Piso.

Pero fundamentalmente están presentes generando proyectos a corto y mediano plazo y cuando el Colegio necesita resolver un problema de la coyuntura. Muestra de ello fue el recambio de los bancos fijos de las tres primeras aulas por otros móviles que permiten organizar el trabajo en las clases de diversas formas.

Por todo esto y todo lo que vendrá, mis más sentido reconocimiento a su tarea.

Atentamente,
Gustavo Zorzoli
Rector