Desde 1863 formamos jóvenes de excelencia académica y comprometidos con la sociedad, siendo acompañados pedagógica, mental y físicamente durante todo su tránsito educativo.
 

En el Siglo XXI, el rol de la Escuela Media es la Inclusión desde el Conocimiento. El trabajo conjunto de todos los integrantes de la Comunidad Educativa del Colegio Nacional de Buenos Aires nos permite lograr que esa INCLUSIÓN, sea de EXCELENCIA.

Los No Docentes, con sus tareas de limpieza y mantenimiento en un edificio de 20.000 metros cuadrados, que es Monumento Histórico, y que se encuentra en condiciones para el normal desarrollo de las actividades; y su labor administrativa y de coordinación en las múltiples dependencias.
Los Ex Alumnos, que suelen mantener un estrecho y afectuoso vínculo con el Colegio desempeñándose tanto en cargos docentes, como en la Cooperadora, en el Consejo Escolar Resolutivo, o en la Asociación de Ex Alumnos.
Los Auxiliares Docentes (Preceptores y Tutores, entre otros), con su orientación y acompañamiento permanente a los estudiantes.
Los Profesores y Ayudantes de Clases Prácticas, mayoritariamente concursados y que son el pilar académico fundamental.
Los Estudiantes, con un perfil característico: autónomos, ávidos por el conocimiento y por cuestionar con fundamentos.
Las Familias, canalizando su apoyo a través de la Cooperadora, y acompañando a los estudiantes en su tránsito educativo.
La Cooperadora, con sus aportes económicos y humanos para la mejora edilicia, la sostenibilidad material de los estudiantes, y por los materiales didácticos necesarios para la enseñanza.
Las Autoridades, tanto del Colegio como de la Universidad de Buenos Aires, con su gobernanza y elaboración de proyectos institucionales. 

El edificio es monumento histórico desde el año 2016

Recorrido en drone por el Colegio Nacional de Buenos Aires