Publicado en Colegio, el jueves 07 de marzo de 2019

En conmemoración al día internacional de la mujer.

Alicia Moreau de Justo fue una mujer importante en la historia argentina por su labor pionera en el campo de la política, en la promoción de los derechos humanos y en el nacimiento del feminismo.

Nació en Londres el 11 de octubre de 1885, llegó a la Argentina en 1890, y falleció en Buenos Aires el 12 de mayo de 1986, a los cien años de edad, dos años y medio después de la recuperación de la democracia.

Cursó sus primeros 4 años de estudios secundarios en la Escuela Normal Nº 1 y tuvo profesores como Eduardo Holmberg y Elvira López -pionera del feminismo argentino-. En 1904 solicitó la reválida de su foja y rindió examen libre de 5º año en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Fue la 53ª bachiller del Colegio de las 69 mujeres que lograron su diploma entre 1892 y 1908. También Ada María Elflein (1898), escritora y periodista, Elena Larroque (1900), oncóloga discípula de Madame Curie y Delfina Molina y Vedia (1901), científica, lingüista, música y pintora.

Alicia Moreau venía de una familia francesa comprometida, progresista y revolucionaria que actuó en 1871 en la Comuna de París debió luego exiliarse. Tras finalizar sus estudios en el Colegio, se graduó como médica en la Facultad de Medicina de la UBA. Siguió el camino abierto por Cecilia Grierson, Elvira Rawson, Julieta Lanteri y otras pioneras de la medicina y el feminismo argentino.

En 1906, participó en el Congreso Internacional de Libre Pensamiento. Un año más tarde, integró el Comité Pro Sufragio Femenino con Julieta Lanteri. En 1910 participó en la organización del Primer Congreso Femenino Internacional con Cecilia Grierson y en 1918 fundó la Unión Feminista Nacional, en cuya revista colaboraron Cecilia Grierson, Elvira Rawson, Alfonsina Storni entre otras.  En 1921 Alicia Moreau se afilió al Partido Socialista. Fue la segunda esposa y compañera de Juan B. Justo.

Apoyó a la República Española y a la resistencia contra el fascismo y el nazismo. En la política argentina, Alicia Moreau siguió la línea de Alfredo Palacios y fue una dirigente intelectual. En los años más duros, fue Copresidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. 

Alicia representa a innumerables mujeres, muchas de ellas olvidadas. Fueron "las Alicias", las pioneras y las luchadoras. Las que no sólo abrieron puertas sino que las traspasaron para que muchas, todas, pudieran traspasarlas después.

Felizmente para el Colegio Nacional de Buenos Aires, Alicia Moreau tenía nuestro mismo diploma de Bachiller.

Texto: Arq. Gustavo Brandariz

Investigación de archivo: Arq. Esther Barreiro

Imagen: Archivo General de la Nación